Belleza

Todo lo que debes saber sobre el Aceite de argán

Los beneficios del aceite de argán han llegado a posicionarse entre las mejores utilidades de belleza, actualmente. Gracias a sus excelentes cualidades y resultados que generan sobre el cabello y la piel.

El aceite de argán es un producto obtenido de pequeñas semillas o almendras, ubicadas en el árbol de argán. Los primeros en descubrir los gloriosos beneficios de este aceite fueron los marroquís, ya que en su territorio se originó el primer bosque con la existencia de estos frutos.

¿Para qué sirve el aceite de argán?

Bien sé sabe que varios productos naturales que utilizamos para nuestro cuidado diario son mejores que los productos que vienen con ciertos tipos de químicos. Ante ello, es importante mencionar que, el aceite de argán no solo da buenos beneficios por ser natural; sino también, por ser útil para el cuerpo en general.

Al contener distintas vitaminas, minerales y ácidos grasos, nos permite utilizarlo para diversas ocasiones. Además, también al ser un producto natural, te ayudará a revertir todo daño causado por ciertos químicos manejados sobre la piel y/o el cabello.

El uso del aceite de argán en el cabello

El aceite de argán posee una gran cantidad de Vitamina E, lo cual permite que el cabello crezca más rápido, pero sano al mismo tiempo. Además, si eres de las personas que ha sufrido por su cabello, ya sea por un mal tinte o tratamiento, este aceite te permitirá regenerar todas esas zonas dañadas del cabello.

Por otro lado, al poseer grandes antioxidantes, te ayudará a prevenir la caída del cabello, convirtiéndolo más fuerte.  

Y si eres el/la que no deja de renegar por la humedad que existe en tu ciudad, te comentamos que el aceite de argán en tu cabello te proporcionará mayor hidratación, es decir, por fin dejarás de sufrir tanto por el bendito friz.

El argán también prevé por la salud de tu cuero cabelludo, ya que contiene propiedades antinflamatorias y antioxidantes que te ayudarán a combatir la caspa; e inclusive, la psoriasis o dermatitis seborreica.

En cuanto maltratos en el cabello, por un mal baño de color o un mal shampoo, se ha comprobado que este aceite ha logrado establecerlo por completo.

Por ello, te damos algunos consejos de cuándo y cómo emplearlo:

Cabello hidratado:

Una de las características principales del argán, es que reducirá la sequedad de el, dándote como resultado, un cabello brilloso y sano.

Lo único que debes de hacer es colocarte un poco de aceite en tus manos y luego, aplicarlo sobre el cuero cabelludo. Acuérdate de realizarlo estando con el pelo húmedo. Déjalo actuar por 1 hora. Finalmente, enjuágate como siempre lo haces.

Cabello rizado:

Si estas harto/a de que tus rizos no se vean bien definidos o que, en todo caso, se esponje por el ambiente de tu ciudad; te aconsejamos utilizar un poco de aceite. Sólo utiliza un par de gotas de aceite, sobre tu cabello húmedo, cuando te estés peinando y notarás la diferencia.

Puntas abiertas:

A veces, el cabello puede sufrir graves consecuencias si es que se sometió a tintes muy fuertes que terminaron dañándolo. Sin embargo, al poseer distintas propiedades el argán, podrás recuperar la vida de tu cabello sin tener que cortártelo.

Aplícatelo todas las noches, antes de ir a dormir, sobre las puntas. Sé consecutivo y notarás la diferencia en poco tiempo.

El uso del aceite de argán en la piel

El aceite de argán es muy bueno para la piel porque posee un alto contenido de nutrientes que nos benefician directamente. Ahora, no porque sea ‘aceite’ significa que las personas que contengan en el cutis graso no puedan usarlo. ¡Todo lo contrario! Al ser una grasa natural, te ayudará a ahuyentar las espinillas y/o el acné.

En otras palabras, cualquier persona con cualquier tipo de cutis puede emplear el argán sobre su piel. Por ejemplo, también está comprobado que ayuda a combatir enfermedades de la piel como la rosácea, eccema o psoriasis.

Por otro lado, también ayuda a prevenir el envejecimiento; ya que, al cuidar la piel, los antioxidantes cumplen su trabajo de combatir la radiación UV.

Sigue estos pasos para saber cómo aplicar el aceite de argán en el rostro:

  • Limpia tu cara ante de emplear el aceite. Te en cuenta que, mientras más limpio esté, su efecto va a ser mejor.
  • Exfolia tu cara, al menos 1 o 2 veces a la semana.
  • No te olvides que el aceite de argán es potente; por ello, trata de aplicarte tan solo en gotas.
  • Frota el aceite sobre tu cara, cuidadosamente.
  • No es necesario que penetre todo el argán, puedes dejarlo secar al aire libre.

Entonces, ya conociendo todas sus propiedades sobre la piel y el cabello, ¿qué esperas para empezar a utilizarlo? 

Talvez le gustaría..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *