Bronceado sin sol: ¿cómo conseguirlo?

Bronceado sin sol: ¿cómo conseguirlo?

¿Te imaginas un bronceado sin sol, estando en invierno? Por mucho que pueda sorprenderte, ya no es necesario que esperes hasta el verano para ponerte bajo el sol durante horas y así poder lograr, más o menos, el color de piel bronceada que tanto te gusta. Aceptémoslo, a veces necesitamos más de un día de sol y mucha protección, lo que no siempre resulta bien.

Puede que hayas escuchado del bronceado sin sol, también conocido como bronceado de interior debido a su modo de aplicarse. Existen muchas técnicas que puedes utilizar para broncearte sin sol; por lo que se ha vuelto en una actividad popular y, hoy en día, más fácil que nunca.

¿Qué es el bronceado sin sol?

El bronceado sin sol no es más que una manera de darle color a tu cuerpo de manera artificial en un espacio cerrado. Esto puede hacerse desde exposición a químicos, hasta la aplicación de cremas o lociones; con colores especiales que puedes adquirir de acuerdo a tus preferencias y gustos.

También puedes leer: Consejos de cuidado de la piel para el verano

Si te preguntas cuánto tiempo dura el bronceado sin sol, la verdad es que, esto dependerá mucho de tu piel y de la técnica que utilices para broncearte. Pues, los efectos de algunas pueden durar más que de otra. Además, esto también dependerá de las marcas de productos que utilices, ya que algunas de mayor calidad que otra pueden durar más o menos tiempo.

En algunos casos y con técnicas especializadas aplicadas por profesionales pueden llegar a durar inclusive todo un año.

¿Cómo lograr un buen bronceado sin sol?

Entre las formas más comunes de acudir a un bronceado sin sol se encuentran las siguientes:

El bronceado con aerografo

El bronceado con aerógrafos es uno de los más conocidos bronceados sin sol; al punto en el que muchos famosos han admitido acudir a él para mantener el color adecuado de su piel.

Para este método se utiliza un líquido claro llamado dihydroxyacetona, mejor conocido como DHA; que es el activo que le puede dar la apariencia a tu piel de tener un color bronceado con tonos dorados que pueden llegar a durar entre 5 y 10 días.

Los ingredientes utilizados en este método de bronceado sin sol se consideran más seguros que el uso de camas solares comerciales. Además, están aprobados por la FDA.

Camas de bronceado

Las camas de bronceado son unas cápsulas con luces especiales en donde puedes acostarte para recibir la radiación. Las camas de bronceado y las cabinas bronceadoras lo que hacen es imitar el efecto del sol en nuestra piel utilizando lámparas de rayos UV-B y rayos UV-C para lograr un mejor resultado a la hora del bronceado.

¿Pros y contras? Claro que tiene, pues estos son exposiciones especiales a manera de simuladores de luz solar.

Si bien las lámparas de las camas bronceadoras no usan rayos UV-A, por ser considerados dañinos, de igual manera se trata de exponer la piel a una alta radiación que generan estas lámparas.

Por lo que, además, debes de evitar usarlas de manera muy seguida, para evitar los efectos adversos que van desde resequedad en la piel hasta el riesgo de cáncer en la piel.

Como pro de utilizar las camas de bronceado hay que señalar que, puedes acudir a ellas, tanto en un centro especial como adquiriendo alguna y mantenerla en tu propia casa; pero lo más recomendado es que optes por los centros especialistas si se te llega a hacer muy costoso o engorroso el mantenimiento de estos equipos con productos especiales como aceites y lámparas.

Cremas y lociones bronceadoras

En cuanto a lociones y cremas existe una amplia variedad para el bronceado sin sol. Son cremas y lociones con tonos y colores que puedes escoger según tu preferencia y diseñadas especialmente para tu tipo de piel. Duran mucho menos que los otros métodos, pero son sin duda el más económico y saludable para tu piel. Además, en algunos casos incluso estas cremas y lociones bronceadoras están hechas de vitaminas, minerales e ingredientes herbarios que ayudarán además de darte color a hidratar y proteger tu piel.

También tienes otras opciones más sencillas para lograr lucir un bronceado sin la necesidad de recurrir al baño solar; como lo son los polvos autobronceadores o aceites secos que, al igual que las cremas y lociones, tienen un color especial que puedes seleccionar según lo que esperas que tiña tu piel.

Como ves son muchas las opciones, pero sin duda alguna lo mejor siempre será estar bajo el sol sin llegar a abusar de él. Así que, si cuentas con el tiempo y el clima es adecuado no lo dudes ni un solo segundo y sal a disfrutar relajándote bajo el sol en la playa, en una piscina o sino igual funciona estar en un parque soleado o en un balcón. 

Lo único que debes recordar es no exponerte al sol en un horario que no sea adecuado. Lo mejor es entre las 11 am y las 16 pm, pero con la protección solar adecuada; especialmente entre el mediodía y las 14 horas, que es cuando los rayos del sol suelen estar más fuertes. Recuerda que lo más importante de todo es cuidar la salud de nuestra piel.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *