Piel en verano
Belleza

Consejos de cuidado de la piel para el verano

Cuando llega el verano trae consigo la época de calor, los días de playa y bikini, y a una intensa exposición al sol que puede llegar a ser contraproducente para la salud de nuestra piel; especialmente si lo juntamos con el sudor y el constante contacto con el agua de mar o de piscina. 

Ten en cuenta que, se trata de una época del año que debemos tener un cuidado especial de nuestra piel ;asegurándonos de cubrir cada centímetro de la cara y sigue nuestros consejos para evitar cualquier emergencia de verano.

¿Por qué cuidar la piel en verano?

La piel es nuestra parte del cuerpo que está más expuesta a todo tipo de agresiones como contaminación, rayos solares e, incluso, el efecto de nuestro propio sudor. Esto es un gran agravante durante la época de calor y es por esto que, resulta tan importante prestar atención al cuidado de nuestra piel en verano.

Si no llevamos a cabo un mayor cuidado de nuestra piel durante el verano, corremos el riesgo de sufrir quemaduras; e incluso graves infecciones que a la larga podrían llegar a ser un mal mayor en nuestra salud. 

Para que puedas lucir una piel perfecta a lo largo del año, asegúrate de seguir los consejos para su cuidado frente a los rayos del sol y las actividades veraniegas que tengas planeado realizar.

¿Cómo cuidar la piel del sol?

Aquí te compartimos los mejores consejos para que puedas cuidar tu piel durante todo el verano:

  • Utiliza protector solar en todas las zonas que creas necesario, nunca es suficiente cuando te encuentras expuesto todo el día a los rayos del sol. Aplica el producto 30 minutos antes de salir al exterior. Luego recuerda volver a aplicarlo en períodos de 2 horas, o cada vez que salgas del agua. Mientras mayor sea el factor protector mejor cuidada estará tu piel, y presta especial cuidado a tu rostro, hombros y espalda alta.
  • Siempre lleva la ropa adecuada, que sea ligera y cubra la mayor parte de tu cuerpo. Asegúrate de recordar los complementos como las gafas de sol y los sombreros que también te ayudarán mucho a protegerte del sol.
  • Recuerda que la luz del sol se intensifica entre las 10 de la mañana y las 15 horas. Por lo que, en este horario es importante que tengas la mayor protección posible.
  • Una buena hidratación siempre es clave para la salud de la piel, y más aún en el verano; así que bebe mucha agua de manera constante y utiliza una loción refrescante para hidratar tu piel externamente; durante el día y la noche, tras los efectos del sol.
  • Con el calor aumenta la transpiración, por lo que también debes tener en cuenta incluir una buena rutina de limpieza facial para retirar las células muertas y regenerar la piel. Necesitarás limpiar tu rostro sin falta 2 veces al día de manera diaria, y no olvides la importancia de la exfoliación.
  • Prestale especial atención a tu piel por si llegas a notar algún cambio en el color, textura o incluso la aparición de lunares o manchas de sol que puedas percibir distintas del resto. Si llegas a notar algo parecido no dudes en consultar con tu médico de confianza.

Y cuando se trata de tu rostro debes tener en cuenta un cuidado especial, ya que se trata de la zona de nuestra piel que generalmente está más expuesta que el resto a las agresiones del calor y la suciedad. Así que presta especial atención a los detalles y considera estos cuidados.

1. Para los ojos:

Asegúrate de que los lentes obscuros que utilices sean 100% contra rayos ultravioleta, de lo contrario sólo harán que tus pupilas se dilaten y que sea más fácil que estos rayos entren a tu ojo y lo dañen. Además Lava tus ojos con agua fresca cuando salgas del mar o la piscina para evitar que se resequen. En casos extremos, aplica gotas lubricantes.

2. Para los labios:

Busca lipsticks que tengan ingredientes extra humectantes como la manteca de karité o la vitamina E. Aplica una capa gruesa de crema humectante (puede ser la misma que utilizas para tu rostro) en tus labios durante la noche, especialmente si pasaste el día bajo el sol.

3. Para los dientes:

Trata de acompañar los postres más azucarados con comidas completas para que la producción de saliva ayude a neutralizar el ácido de los primeros. Si comiste algo dulce y no puedes cepillarte los dientes, enjuaga tu boca con agua y mastica una barrita de chicle sin azúcar.

4. Para la piel:

Además del ya mencionado uso de protector solar, tus hábitos de maquillaje también deben cambiar durante la época de calor: cambia tu base por una que esté hecha de minerales, prefiere blush en polvo en vez de crema y cambia tu lipstick por un gloss en color claro.

Talvez le gustaría..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *